Depresión y ansiedad perinatal

Algunos datos:

El embarazo, parto y posparto son periodos de alta vulnerabilidad para el desarrollo de síntomas depresivos (Pérez et al., 2007). Este trastorno perinatal tiene una sintomatología particular, diferente a la que puede aparecer en otras etapas de la vida. De hecho, entre un 14 y un 18% de las mujeres embarazadas presentan un episodio de depresión mayor o menor durante el embarazo (Gavin et al. 2015).

Específicamente, la depresión posparto es el trastorno mental más sufrido por población femenina en todo el mundo (Ramírez, 2020). Se calcula que entre un 10% a 20% de las mujeres en puerperio pueden sufrir esta enfermedad (en nuestro país se ha medido en un 12,7%). Es asombroso que a pesar de estas cifras tan elevadas, se continúe infradiagnosticando, pero esto lo podemos explicar desde la visión idealizada de la maternidad, en la que no cabe una mujer sufriente cuando se espera de ella que esté viviendo el “momento más dulce de su vida”, por lo que suelen tapar sus emociones, escondiéndolas incluso de las personas más allegadas por no sentirse acogidas de manera adecuada.

Las mujeres que la padecen tienen sentimientos de extrema tristeza, ansiedad, cansancio, desesperanza y apatía. Asimismo pueden presentar ideas obsesivas y excesivos miedos y preocupaciones. Tienen dificultades para dormir, lo que aumenta su irritabilidad y acentúa toda la sintomatología adicional. Además, dificulta el disfrute de la madre con su bebé y de su rol de madre, afectando también a la lactancia y al vínculo con la criatura. En los casos más graves presentan ideas de suicidio y, en ocasiones extremas, riesgo de infanticidio (Ramírez, 2020).

Aunque las principales clasificaciones de trastornos mentales consideran que la depresión posparto se inicia entre las 4-6 primeras semanas después del parto, lo cierto es que la comunidad profesional considera que la depresión posparto puede aparecer en cualquier momento dentro del primer año (disminuyendo la probabilidad de aparición a medida que se aleja de la fecha del parto) pero la sintomatología puede durar hasta dos años después del parto o, en ocasiones, incluso más (Ramírez, 2020).

¿Por qué les ocurre a unas mujeres y a otras no? ¿Cuáles son los factores de riesgo para tener depresión perinatal? (Biaggiet al, 2016. Tomado de Gil Sanchez, 2019):

  • Falta de apoyo de la pareja
  • Escaso apoyo social
  • Historia de abuso en la infancia o violencia en la pareja (Alvarez-Segura, Garcia-Esteve, Torres, Plaza, Ímaz, Hermida-Barrios, San, Burtchen. 2014)
  • Antecedentes personales de enfermedad mental. Haber tenido depresión durante tu vida o algún otro problema psicológico
  • Embarazo no planificado o no deseado
  • Eventos adversos en la vida y alto estrés percibido
  • Complicaciones del embarazo presente / pasado
  • Pérdida del embarazo previo
  • Creencias desadaptativas sobre la maternidad

Consecuencias para el bebé (Stein, 2014 Tomado de Torres, 2018):

  • Complicaciones obstétricas: Retraso crecimiento intrauterino, parto pretérmino, bajo peso al nacer
  • Modificaciones epigenéticas: Alteraciones desarrollo cerebral del feto
  • Alteraciones emocionales como la depresión infantil y conductuales y en el apego (inseguro y desorganizado)
  • Dificultades desarrollo social
  • Desarrollo cognitivo: menor cociente intelectual
  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad

¿Qué puedo hacer si tengo depresión perinatal?

La psicología perinatal puede ayudarte. Habla con tu pareja y con tu matrona o profesional de la salud de referencia, ellos te ayudarán a encontrar a la persona que pueda ayudarte.

Cuenta siempre con profesionales de la salud mental cualificados y formados en psicología perinatal.

 

Texto: Ana Amelia Sánchez Padilla, Psicóloga general sanitaria y perinatal.

 

CUESTIONARIO DE AUTOEVALUACIÓN

(NO SUSTITUYE A UN DIAGNÓSTICO ELABORADO POR UN/A PROFESIONAL DE LA SALUD MENTAL):

 

¿Estás embarazas o has tenido un bebé hace poco? Responde a estas preguntas.

Obtenido de la British Journal of Psychiatry [Revista Británica de Psiquiatría] Junio de 1987, Volumen 150 por J.L. Cox, J.M. Holden, R. Sagovsky.

Queremos saber cómo se siente si está embarazada o ha tenido un bebé recientemente. Por favor marque la respuesta que más se acerque a cómo se ha sentido en LOS ÚLTIMOS 7 DÍAS, no solamente cómo se sienta hoy.

  1. He sido capaz de reír y ver el lado bueno de las cosas en los últimos 7 días:
  • Tanto como siempre
  • No tanto ahora
  • Mucho menos
  • No, no he podido
  1. He mirado el futuro con placer durante la última semana:
  • Tanto como siempre
  • Algo menos de lo que solía hacer
  • Definitivamente menos
  • No, nada
  1. Me he culpado sin necesidad durante los últimos días cuando las cosas no salían bien:
  • Sí, la mayoría de las veces
  • Sí, algunas veces
  • No muy a menudo
  • No, nunca
  1. He estado ansiosa y preocupada sin motivo en esta semana:
  • No, para nada
  • Casi nada
  • Sí, a veces
  • Sí, a menudo
  1. He sentido miedo y pánico sin motivo alguno en los últimos 7 días:
  • Sí, bastante
  • Sí, a veces
  • No, no mucho
  • No, nada
  1. Las cosas me oprimen o agobian en estos últimos días:
  • Sí, la mayor parte de las veces
  • Sí, a veces
  • No, casi nunca
  • No, nada
  1. Durante la última semana, me he sentido tan infeliz que he tenido dificultad para dormir:
  • Sí, la mayoría de las veces
  • Sí, a veces
  • No muy a menudo
  • No, nada
  1. Durante estos últimos días, me he sentido triste y desgraciada:
  • Sí, casi siempre
  • Sí, bastante a menudo
  • No muy a menudo
  • No, nada
  1. Esta última semana. he sido tan infeliz que he estado llorando:
  • Sí, casi siempre
  • Sí, bastante a menudo
  • Sólo en ocasiones
  • No, nunca
  1. He pensado en hacerme daño a mí misma en los últimos días:
  • Sí, bastante a menudo
  • A veces
  • Casi nunca
  • No, nunca

PARA CORREGIRLO: A las categorías de las respuestas se les dan puntos de 0, 1, 2 y 3 según el aumento de la gravedad del síntoma. Los puntos para las preguntas 3, 5, 6, 7, 8, 9, 10 se anotan en orden inverso (por ejemplo, 3, 2, 1, 0). Después, se suman todos los puntos para dar la puntuación total. Una puntuación de 10+ muestra la probabilidad de una depresión, pero no su gravedad. Cualquier número que se escoja que no sea el “0” para la pregunta número 10, significa que es necesario hacer evaluaciones adicionales inmediatamente.

 

Para leer un poco más:

Alvarez-Segura M, Garcia-Esteve L, Torres A, Plaza A, Ímaz ML, Hermida-Barrios L, San L, Burtchen N (2014). Are women with a history of abuse more vulnerable to perinatal depressive symptoms? A systematic review. Archives of Womens Mental Health, 17: 343–357.

Gavin et al.,(2005)  Perinatal depression: a systematic review of prevalence and incidence. Obstet Gynecol. Nov;106(5 Pt 1):1071-83.

O’Hara M, McCabe J (2013). Postpartum Depression: Current Status and Future Directions. Annual Review of Clinical Psychology, 9: 379–407.

Pérez Villegas, R., Sáez Carrillo, K., Alarcón Barra, L., Avilés Acosta, V., Braganza Ulloa, I., y Coleman Reyes, J. (2007). “Variables posiblemente asociadas a depresión posparto, según escala Edimburgo”. Revista de Obstetricia y Ginecología de Venezuela, 67(3), 187‑191

Ramírez Matos E (2020). Psicología del posparto. Madrid: Síntesis.

Sociedad Marcé Española (2020, 8 de mayo). Posparto en tiempos de coronavirus, ¿cómo afrontarlo?. Recuperado el 26 de abril de 2021 de https://www.sociedadmarce.org/detall.cfm/ID/13921/ESP/posparto-tiempos-coronavirus-como-afrontarlo-.htm

VIDEO ENTREVISTA: Testimonio de Kerry, ”La depressió postpart i com evitar-la”. Disponible en: http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/els-matins/la-depressio-postpart-i-com-evitar-lo/video/5669372/

 

 

Elena Illera

Carboncillo y acrílico sobre lienzo