Psicosis posparto

La Psicosis puerperal, encuadrada como uno de los posibles trastornos mentales del posparto, se considera una enfermedad muy grave y una urgencia médica a atender. Si bien afortunadamente su incidencia es muy leve, 1.2 de cada 1.000 partos, lleva asociado un gran riesgo para la vida de la madre y del bebé, siendo la mayor causa de suicidio materno e infanticidio. Hay que descartar siempre origen orgánico que pudieran estar desencadenando esta clínica (como infecciones, problemas tiroideos, encefalitis, tóxicos, etc).

El riesgo de padecer una psicosis postparto en las cuatro semanas que siguen al parto es 23 veces mayor que en cualquier otro momento de la vida de una mujer. Además, una mujer tiene un riesgo tres veces mayor de ser hospitalizada por primera vez en la unidad de psiquiatría en el postparto que en el resto de su vida (Terp y Mortensen, 1998).

Suele tener un inicio brusco, severo e inesperado, es decir que la madre muestra síntomas muy intensos, en muy poco tiempo y de un día para otro, e incluso horas. Entre ellos encontramos confusión, insomnio e ideación delirante. Entre estos últimos los temas delirantes suelen tener que ver con la negación del matrimonio, de la maternidad, de la existencia del hijo o de que este pertenece a otra mujer, que está muerto, que lo han robado, que lo han cambiado o que su sexo ha cambiado (Ibone Olza, IESMP. 2020). Existe una alteración del estado de ánimo en forma de depresión, irritabilidad o, en ocasiones, de euforia y sensación de tener mucha energía.

Ante la sospecha siempre deberá ser solicitada una valoración psiquiátrica urgente además de un acompañamiento en todo momento (no dejar nunca sola a la madre). El tratamiento consiste en la Hospitalización sin separar a la madre del bebé (aunque en España existe una única unidad Madre-Bebé en el hospital Clinic de Barcelona), administración de psicofármacos (la gran mayoría son compatibles con la lactancia materna) y psicoterapia. La lactancia materna actúa como favorecedora de la recuperación, pero deberá considerarse como prioritario la necesidad de sueño de la madre en estos casos.

Además, el apoyo y la orientación familiar es muy conveniente y necesario.

Se estima que el 98,4% de los casos tiene una remisión completa en 40 días (Bergink V, Rasgon N, Wisner KL. Postpartum Psychosis: Madness, Mania, and Melancholia in Motherhood. Am J Psychiatry 2016 Dec 01,;173(12):1179).

Es necesario una mayor sensibilización de la sociedad ante esas problemáticas para que, lejos de estigmatizarlas aún más, se pueda prestar la imperiosa ayuda que estas madres necesitan. Aquí sería importante también tener en cuenta el impacto de los medios de comunicación a la hora de difundir la información, y remitirles a la Guía de Medios que recientemente ha editado la Asociación Española de Psicología Perinatal (AEPP, 2020).

El Instituto europeo de salud mental perinatal tiene a disposición en su página web un apartado destinado a esta problemática, a su difusión, a la información para madres, familiares y profesionales, así como a la recogida de testimonios. https://psicosisposparto.org/

Si tiene dudas acerca de si puede estar padeciendo este trastorno o de si alguien de su entorno lo está experimentando, no dude en consultar con un profesional de la salud mental. Puede encontrar profesionales especializadas en este ámbito en el Colegio Oficial de psicología de Cantabria.

 

Texto: Virginia López Gutiérrez. Psicóloga general sanitaria y perinatal. Experta en psicología de la reproducción asistida.